Entradas

Un Centro de Gastronomía en la Plaza de Abastos

Soy un apasionado de la gastronomía cántabra y, en especial, de la de Torrelavega. Con los hojaldres se me hace la boca agua, son deliciosos.

Por esta razón, creo que debemos hacer una puesta en valor de nuestro buen hacer en la cocina. Así se lo he trasladado a los comerciantes de la Plaza de Abastos con los que he estado hablando de retomar el proyecto de crear en este lugar un Centro de Gastronomía.

Creo que sumar a la actividad comercial la gastronómica puede ser enriquecedor. La verdad es que éste es un proyecto que me entusiasma porque, seguro, va a contribuir a dinamizar la actividad del mercado y se convertirá en un hito para el turismo. Estoy convencido de que llegará a ser uno de los mejores escaparates de los productos de Cantabria.

Debemos retomar los proyectos que hacen que Torrelavega sume y acondicionar la Plaza de Abastos e incluya este Centro, sin lugar a dudas, lo hará.

Cultura para revitalizar Torrelavega

La cultura es uno de los ejes fundamentales en torno a los que gira mi proyecto ‘Torrelavega 2020’. Ayer, con motivo de la inauguración de la exposición de pinturas de Carola Gropp en la Sala de El Diario Montañés, estuve compartiendo mis ideas con algunos de los asistentes.

Creo que la mejora de las dotaciones, sin lugar a dudas, repercutirá de manera beneficiosa a la ciudad. Para empezar porque contribuye a la mejora de la calidad de vida de los vecinos y, también, del atractivo turístico.

Es necesario que acometamos proyectos como el acondicionamiento de las Escuelas de Solvay para convertirlo en un Centro Musical para jóvenes y adaptar el recinto de La Lechera para que albergue el futuro conservatorio o instalaciones como la Casa de Juventud o un Centro de Cultura Tradicional de Cantabria. Además, considero que podemos ampliar la utilidad del CN Foto y podríamos convertirlo en una Escuela de Bellas Artes.

A estas infraestructuras podrían sumarse la creación del Museo de Personalidades Ilustres de Torrelavega en los antiguos cines Pereda y en parte del antiguo Ayuntamiento y, también, un Centro Gastronómico Cántabro en la Plaza de Abastos.